Autor: Antonio Sitges-Serra

Si puede, no vaya al médico
Si puede, no vaya al médico