Frontera Sur

Frontera Sur

· · ·

Un hombre, de origen hispano-argentino y establecido en Barna, reconstruye la historia de su familia desde el arribo a Buenos Aires de su bisabuelo y el hijo de este, abuelo del narrador, el año de mil ochocientos ochenta. Se trata de Roque Díaz Ouro, viudo de treinta y cinco años, y su hijo Ramón, de solo 5, oriundos de Galicia como tantos españoles llegados a la Argentina en torno del mil novecientos, huyendo de la pobreza y el desamparo. A ellos se aúna el alemán Hermann Frisch, Germán para los argentinos; eximio artista del bandoneón y un ferviente partidario del socialismo, estuvo presente en los trágicos hechos de la Comuna de la ciudad de París, en mil ochocientos setenta y uno. Frisch es para Roque el mejor de los amigos y un segundo padre para Ramón, mas asimismo una especie de ángel guardián de los Díaz; así, su sitio en la memoria familiar es del mismo modo esencial.

Horacio Vázquez-Rial (Buenos Aires, mil novecientos cuarenta y siete), hispano-argentino, es historiador, escritor y cronista. Radica desde mil novecientos setenta y cuatro en Barna, urbe en que consiguió el doctorado en Geografía y también Historia. Ha publicado una serie de obras de ficción y ensayos, contándose entre estos el libro La Guerra Civil española: una historia diferente (mil novecientos noventa y seis) y una biografía de Juan Domingo Perón (Perón. Quizás la historia, dos mil cinco). Frontera sur, publicada originalmente en mil novecientos noventa y cuatro, es la décima de sus novelas.

En torno al citado trío protagonista, Vázquez-Rial edifica una animada y cautivante saga familiar que transcurre entre las 2 últimas décadas del siglo XIX y el primer tercio del siglo XX, y cuyo escenario privilegiado es la capital argentina. Tan privilegiado que la novela marcha asimismo como el vivo retrato de un Buenos Aires que, por aquel entonces, padecía profundas transformaciones por iniciativa de un intendente seguidor del París remodelado por el barón Haussmann. A la planificación urbanística, con sus impresionantes edificaciones y reformas viales, se agregaban continuas mejoras debidas a la introducción de los avances técnicos del momento: el iluminado eléctrico, los tranvías, el teléfono, el cine, etcétera Buenos Aires se expandía y se recubría con los signos de la modernidad, contagiándose ciertos de sus habitantes de la fiebre de los descubrimientos y las innovaciones (en determinado pasaje de la novela se asiste a la errada experiencia de un aspirante al gremio de los inventores). También, retumbaban en las calles de la urbe los acentos de multitud de idiomas extranjeros, ciertos cuales daban origen a un número esencial de publicaciones estables. Eran de verdad riadas de portadores de esperanzas y también ilusiones, los inmigrantes que impusieron a Buenos Aires un toque cosmopolita.

Ahí brotan, en las páginas de Frontera sur, bares y hostales de mala muerte, reñideros de gallos, casinos furtivos, los prostíbulos, ciertos de ellos de una miseria aterrador y otros de mucho lujo (como el regentado por la preciosa Teresa, más famosa como «Piera»: uno de los personajes señalados de la novela); las asociaciones mafiosas, dedicadas entre otros muchos turbios negocios a la trata de mujeres… El de la novela es, en una buena parte, el Buenos Aires barriobajero, pero sin un patetismo o bien una sordidez apabullantes. Asimismo es el Buenos Aires de clase media y el de las fortunas incipientes, como la de los mismísimos Díaz. De hecho, gracias a su esmero y a una suerte envidiable, Roque Díaz Ouro se transforma más pronto que tarde en un próspero negociante, asumiendo a la vuelta de los años y incluso sin pretenderlo un papel semejante al de un patriarca, rol en que sustituye a quien hiciese para él —como para otros españoles recién llegados a la Argentina— de protector y benefactor. Esto, sin desamparar su profesión de fe socialista.

Abundan las situaciones y sobre todo los diálogos, diligentes, naturales, muy vivaces. La galería de personajes es copiosa, un entrañable muestrario de inmigrantes en su mayor parte. Sus historias fluctúan entre el drama y la dicha, el logro y la derrota. Ciertos de ellos son un carácter. De esta manera ocurre en el caso de la citada Teresa, tan querida por los Díaz; asimismo en el de Frisch, cuyos amores resultan tan plenos como infortunados. Interesante personaje es Antonio Reyles, al que un ya crecido Ramón Díaz y su flamante esposa han conocido en Galicia —en viaje motivado por la añoranza de la tierra natal y asimismo, de qué forma no, por la busca de las raíces familiares—. A poco de desembarcar en la ciudad de Buenos Aires, Reyles adquiere un plano de la urbe en el que va a ir marcando los lugares y recorridos que conciernan a sus proyectos, y es que está resuelto a triunfar. Lo consigue, en el margen mismo de la legalidad, moviéndose con suma habilidad entre los intereses y los pistoleros de unos sectarismos políticos que son en sí organizaciones delictivas.

Aquí y allí brotan los nombres de connotados políticos argentinos de la temporada, mas el aderezo primordial lo forma la aparición de 2 personajes históricos: Durruti, el conocido ácrata de España, y Carlos Gardel. Acompañado por su banda, con la que ha asaltado un banco en Chile, Durruti sigue en suelo argentino su campaña de atracos, transformándose Antonio Reyles en un socorrer casual. El insigne del tango, por su lado, es un secundario de mayor relevancia, a cuya biografía dedica el narrador un justo interés (su vida se entrelaza con la de los Díaz y la de Germán). En Frontera sur consta un individuo de estatura humana, frágil y nada impecable, desprovisto por consiguiente del aura legendaria que la posterioridad le ha conferido. La obscuridad que rodea sus orígenes ha generado una diversidad de teorías; Vázquez-Rial lo muestra natural de Uruguay bajo el nombre de Carlos Escayola, quien adopta el apellido francés de un joven fallecido, Gardes, después transformado en Gardel.

En este ejercicio de memoria familiar, la ficción rinde honor al mito, el que recubre la manera de un espectro que traba amistad con Roque Díaz y lo ayuda a hacer fortuna. Se trata, puesto que, de un factor en cierta forma discorde en el contexto de una novela realista, mas que da cuenta de la determinación del memorialista/narrador de registrar la memoria familiar tal como ha llegado hasta él. Sincera determinación y una lícita licencia por la parte del autor, cabe decir.

Lectura emotiva y jubilosa.



Baja gratis el libro digital Frontera Sur del novelista y de · · ·, en este blog podras obtener y leer online los mas buscados libros en formato epub sin costo y en descarga directa,recuerda tienes miles y miles de libros en epub en nuestra extensa biblioteca on line, todos y cada uno de los libros de bajaebooksgratis.com son absolutamente sin costo Te recomendamos visitarnos diariamente ya que nuestra biblioteca EPUB se actualiza constantemente para brindarte el contenido mas extenso y variado de la red con muchos mas libros digitales sin coste de No te olvides de compartirnos en las redes sociales así Bajaebooks podra convertirse en la comunidad de libros sin costo en formato epub mas grande de la red!
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.